Alcobendas recobra enormes individuos de las historietas de Editorial Bruguera

Alcobendas recupera grandes personajes de las historietas de Editorial Bruguera

La salón del Centro de Arte de Alcobendas acoge la exposición “La Escuela Bruguera”, que recobra la narración de esta mítica editorial de historietas infantiles y varios de los individuos conformados por un conjunto de diseñadores gráficos que acompañaron a múltiples generaciones de españoles a lo largo del franquismo con burbujas de alegato dibujadas.

La editorial Bruguera fue establecida en 1910 por Joan Bruguera con el nombre original El Gato Negro. En 1921 creó el semanario Pollicino, cuyo enorme éxito logró progresar a la compañía. En 1939 los hijos del principal creador eligieron cambiar el nombre de la compañía y ofrecerle un nombre de familia. Tras las adversidades de la posguerra, el semanario Pollicino se publica de forma regular y se muestran nuevos cómics.

En 1946 llegó el periodista Tribulete, en 1948 Zipi y Zape, en 1958 Mortadelo y Filemón, en 1963 Botones Sacarino, en 1964 Rompetechos y en 1966 Pepe Gotera y Otilio. Asimismo tiene cómics de aventuras, como el Capitán Trueno.

Varios dibujantes pasaron por Editorial Bruguera, creando individuos que han acompañado a muchas generaciones de españoles, en especial a pequeños y jóvenes, y han intentado llegar al público adulto, en una temporada donde la televisión solamente había llegado a varios hogares y los juegos para videoconsolas. . .

Autores que han triunfado con sus individuos tienen dentro a Francisco Ibañez, Manuel Vázquez, José Peñarroya, Escobar, Carlos Conti y Guillermo Cifré. Fueron la base de entre las primordiales academias de humor del siglo XX y la que mucho más predominación tuvo.

Estos artistas desarrollaron un humor satírico, en el que una sutil crítica a la sociedad de la temporada les golpeaba mediante los dibujos, sorteando a veces la censura oficial. Por poner un ejemplo, por el hecho de que Carpanta tenía apetito o tenía individuos puros usados que aguantaban el despotismo de sus jefes, como Tribulete, Pepe Gotera o Anacleto, y otros individuos que vivían ajeno de las reglas sociales como Rompetechos. El “cómic” fue asimismo una herramienta para sensibilizar a varios pequeños sobre los inconvenientes de la temporada.

La exposición “La Escuela Bruguera” es primordial para todos los que han apreciado aquellas historias cómicas que han llenado el momento de libertad de muchas generaciones y una enorme ocasión a fin de que los mucho más pequeños conozcan a los individuos que formaron una parte de la civilización sentimental y que han despertado varias ruge a millones de españoles.

Fuente: Nuevo Ecuánime

#Alcobendas #recobra #enormes #individuos #las #historietas #Editorial #Bruguera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Bienvenidos a Comercio Alcobendas